Realmente qué es la liquidez en el trading y cómo puedes usarla a tu favor

Si estás interesado en el trading de divisas, seguramente habrás escuchado hablar de la liquidez.

Pero, ¿sabes realmente qué es y cómo puedes aprovecharla para obtener ganancias en este mercado tan dinámico y competitivo?

Te voy a explicar de forma sencilla que es la liquidez en el trading y como aprovecharla.

La liquidez en el trading de divisas se refiere a la capacidad de un par de divisas de comprarse y venderse sin crear un impacto importante en su tipo de cambio. Se considera que un par de divisas tiene un alto nivel de liquidez cuando se puede comprar o vender fácilmente, y hay una cantidad significativa de actividad comercial para ese par, es decir, cuando hay muchos compradores y muchos vendedores en el mercado, si fueras a comprar frutas frescas, seguramente tendrías en cuenta el horario y tipo de frutas que encontrarás en tu tienda favorita, seguramente ya notaste que hay distintas cantidades de frutas y compradores según la hora a la que vayas, algo similar ocurre en el trading de divisas.

¿Qué ventajas tiene operar con pares de divisas con alta liquidez?

Pues, entre otras cosas, que tendrás más facilidad para entrar y salir del mercado, que pagarás menos comisiones por el spread (la diferencia entre el precio de compra y el de venta), y que tendrás menos riesgo de sufrir deslizamientos o gaps (saltos bruscos en el precio que pueden afectar a tu operativa).

Ahora bien, ¿cómo puedes saber qué pares de divisas son los más líquidos y en qué momentos del día tienen más actividad? En mis mentorías le doy a mis estudiantes la analogía de navegar en el océano. Imagina que el mercado de divisas es un gran océano, y que cada par de divisas es un barco que navega por él. Algunos barcos son más grandes y más rápidos que otros, y algunos navegan por zonas más transitadas y con mejores condiciones que otros.

Los barcos más grandes y más rápidos son los pares de divisas más líquidos, los que tienen más volumen de negociación y más movimiento en el precio. Estos barcos son los que forman parte del grupo de las principales divisas, como el dólar estadounidense (USD), el euro (EUR), la libra esterlina (GBP), el yen japonés (JPY), el franco suizo (CHF), el dólar canadiense (CAD), el dólar australiano (AUD) y el dólar neozelandés (NZD).

Los barcos más pequeños y más lentos son los pares de divisas menos líquidos, los que tienen menos volumen de negociación y menos movimiento en el precio. Estos barcos son los que forman parte del grupo de las divisas exóticas, como el peso mexicano (MXN), el real brasileño (BRL), el rand sudafricano (ZAR), el rublo ruso (RUB), el peso colombiano (COP), el peso argentino (ARS), etc..

Los barcos que navegan por zonas más transitadas y con mejores condiciones son los pares de divisas que tienen más liquidez en determinados horarios del día, según las sesiones de los principales centros financieros del mundo. Estas sesiones son la de Tokio (de 00:00 a 09:00 GMT), la de Londres (de 08:00 a 17:00 GMT) y la de Nueva York (de 13:00 a 22:00 GMT).

La sesión de Tokio es la que abre el mercado de divisas cada día, y es la que tiene más actividad en los pares que incluyen el yen japonés. La sesión de Londres es la que tiene más volumen de negociación en general, y es la que tiene más actividad en los pares que incluyen el euro o la libra esterlina. La sesión de Nueva York es la que cierra el mercado de divisas cada día, y es la que tiene más actividad en los pares que incluyen el dólar estadounidense. Ahora bien, en los momentos en que se encuentran abiertos dos mercados simultáneamente la liquidez en la mayoría de los casos será mayor.

Como puedes ver, la liquidez en el trading de divisas depende de varios factores, como el volumen de oferta y demanda, la sesión de negociación (horario) y los factores fundamentales. Por eso, es importante que sepas identificar los pares de divisas más líquidos y los horarios más convenientes para operar con ellos, según tu estrategia y tu perfil de riesgo.

Así, podrás navegar por el océano de la liquidez con más seguridad y confianza, y aprovechar las oportunidades que te ofrece el mercado de divisas para obtener ganancias consistentes. Recuerda que el trading de divisas es una actividad apasionante, pero también arriesgada, y que requiere de formación, disciplina y gestión del riesgo.

Espero que este artículo te haya sido útil e interesante. Si quieres saber más sobre el mundo del trading y cómo puedo ayudarte a convertirte en un trader exitoso, te invito a unirte a mi blog y a tomar mi mentoría personalizada. Estaré encantado de llevarte a ser rentable en el trading.

¡No dejes que el miedo te limite! 👍🏼

(Visited 77 times, 1 visits today)