Cómo elegir los mejores activos para hacer trading si eres novato

En este artículo, te voy a dar algunos consejos para que puedas tomar una decisión informada y adecuada a tu perfil, objetivos y estrategia de trading. No hay una respuesta única y definitiva, pero sí hay algunos criterios que puedes tener en cuenta a la hora de seleccionar los activos que más te convienen.

Si estás empezando en el mundo del trading, es posible que te sientas abrumado por la cantidad de opciones que tienes a tu disposición. ¿Qué activos deberías elegir para operar? ¿Qué ventajas y riesgos tiene cada uno? ¿Cómo puedes maximizar tus beneficios y minimizar tus pérdidas?

Lo primero que debes saber es que existen diferentes tipos de activos financieros, como acciones, divisas, materias primas, índices, criptomonedas, etc. Cada uno de ellos tiene sus propias características, como la volatilidad, la liquidez, el apalancamiento, el horario de negociación, los factores que los afectan, etc.

La volatilidad es la medida de la variación del precio de un activo en un periodo de tiempo determinado. Cuanto mayor sea la volatilidad, mayor será el potencial de ganancia, pero también el riesgo de pérdida. La liquidez es la facilidad con la que se puede comprar o vender un activo sin que su precio se vea afectado. Cuanto mayor sea la liquidez, menor será el costo de operar y mayor la eficiencia del mercado. El apalancamiento es la capacidad de operar con más dinero del que se tiene en la cuenta, multiplicando así los beneficios y las pérdidas. El horario de negociación es el intervalo de tiempo en el que se puede operar con un activo. Los factores que afectan al precio de un activo son las variables económicas, políticas, sociales, ambientales, etc., que influyen en la oferta y la demanda del mismo.

Teniendo en cuenta estos aspectos, puedes elegir los activos que más se adapten a tu estilo de trading. Por ejemplo, si eres un trader intradía, que abre y cierra posiciones en el mismo día, te convendría operar con activos que tengan una alta volatilidad y liquidez, como las divisas o las criptomonedas. Así podrías aprovechar los movimientos rápidos y frecuentes del mercado y obtener beneficios en poco tiempo. Además, podrías usar un apalancamiento moderado para aumentar tu capital disponible. Eso sí, tendrías que estar atento a las noticias y eventos que puedan afectar al precio de los activos y tener una buena gestión del riesgo.

Si eres un trader a largo plazo, que mantiene sus posiciones durante semanas, meses o incluso años, te convendría operar con activos que tengan una tendencia clara y sostenida en el tiempo, como las acciones o los índices. Así podrías beneficiarte del crecimiento o la caída de los mercados y obtener rendimientos consistentes. Además, podrías usar un apalancamiento bajo o nulo para reducir tu exposición al riesgo. Eso sí, tendrías que hacer un análisis fundamental y técnico de los activos y tener una buena diversificación de tu cartera.

Como ves, no hay un tipo de activo mejor o peor que otro. Todo depende de tus preferencias, objetivos y estrategia de trading. Lo importante es que conozcas las características de cada uno y las ventajas y riesgos que implican. Así podrás tomar decisiones más acertadas y rentables.

Espero que este artículo te haya sido útil e interesante. Si quieres saber más sobre el mundo del trading y cómo puedo ayudarte a convertirte en un trader exitoso, te invito a unirte a mi blog o a contactarme. Estaré encantado de atenderte y resolver tus dudas.

¡No dejes que el miedo te limite! 👍🏼

(Visited 80 times, 1 visits today)